martes, 6 de abril de 2010

Histérica



Así estaba yo hoy. He tenido mi primer juicio. Para los que no lo sepan, soy abogado. Y hoy me he estrenado en esto de los juicios. Estaba tan tan nerviosa que estaba como paralizada. No creo que lo gane porque el testigo mintió como un ca..., así que tuve que apelar a la inspiración divina. No quedé mal la verdad. No creo que lo gane pero salí airosa del mal trago. Supongo que esto es coger tablas. Aún sigo con el susto en el cuerpo, en fin que necesito recuperarme de la impresión. Siempre hay una primera vez para todo y tenía ganas de ver como era esto desde dentro. Intento no tomármelo como algo personal porque sino voy mal pero admito que esta profesión es sumamente difícil. No puedes implicarte nunca porque sino estás perdido. Y luego, puedes tener problemas tanto con los contrarios como con tus PROPIOS clientes. Yo soy muy guerrera, vamos que me defiendo con uñas y dientes si me atacan, pero no me gusta buscar conflictos y esto es un problema para esta profesión. Espero que con los años esto cambie...
Bueno, nada más por hoy. Quería compartir esta experiencia con vosotros.
Besitos Campaniller@s!

5 comentarios:

Jimena dijo...

Guapa, felicidades por tu primer juicio. Has conseguido lo que yo no consegui jamas.
Con el tiempo los nervios se iran pasando y seras una buena abogada. Especialidad??? Es que tengo una abogada de familia y otra metida en un sindicato. Si fueras de la rama penal estaria bien, jejeje
Yo estudie derecho pero no sirvo para abogada. Lo estudie sin mucha convinción pero bueno no me arrepiento, porque en la uni conoci a gente estupenda y a mi marido.
Besos

Ojizarka dijo...

Los comienzos son siempre algo duros. Yo el primer día de prácticas en el cole iba aterrorizada xq no sabía cómo actuar (sé q no tiene ni punto de comparación) y el día q m djen a mi sola con una clase, igual m da algo. Pero es lo q hemos elegido y lo q queremos hacer, y x eso vamos a ponerle todo el empeño para q salga bn, cn eso ya te puedes dar x contenta. ánimo!!
un besito!

La Gata Coqueta dijo...

No te preocupes ni lo más mínimo, cuando ya lleves treinta juicios ya has criado callo y eres tan fría como lo son los demás.

Lo importante y más difícil ha sido terminar la carrera y empezar a ejercer y por lo que veo todo esto ya es pasado.

Mi enhorabuena y a seguir!! Que la vida es bella sabiendo interpretarla.

Un beso

Marí

Felix Casanova dijo...

Hola Campanilla¡¡

Yo tuve una novia que también tuvo una primera vez en un juicio y tus palabras me han recordado las mismas sensaciones que tuvo ella. La verdad es que es una profesión que, como bien dices, no es grata en el sentido de que como te impliques emocionalmente en cualquier caso, acaba aféctandote en demasía. Mentiras de testigos, mentiras de acusados, porque no decirlo, mentiras de abogados, todo forma parte del mismo juego. Siempre hay una primera vez para todo y todos estariamos igual de histéricos en tu lugar, asi que te deseo toda la fuerza del mundo, mucha suerte y un gran éxito en tu desempeño laboral. Serás una gran Abogada, no lo dudo amiga.

Un beso al País de Nunca Jamás y gracias por compartir tus inquietudes, dice mucho de ti.

La Gata Coqueta dijo...

Cuando un poeta canta estamos en sus manos: él es el que sabe despertar en nosotros aquellas fuerzas secretas; sus palabras nos descubren un mundo maravilloso que antes no conocíamos.

Novalis

Un hermoso fin de semana te desea...

María del Carmen