lunes, 12 de abril de 2010

El lenguaje del abanico


¿Existe una forma más seductora para conquistar a un hombre que con un abanico? La verdad es que el lenguaje del abanico resulta bastante curioso.

Entre el s. XIX y el XX las damitas eran acompañadas por su madre o señorita de compañía para velar por su buen comportamiento, así que el abanico se convirtió en un instrumento de comunicación de la dama para con el caballero. Por eso se explica que, en tiempos de Luis XV, rey de Francia, la etiqueta prohibía a las damas de la corte abrir sus abanicos en presencia de la reina, a no ser que lo utilizaran como bandeja para ofrecerle algún presente.

Pero no sólo en Francia existían normas sobre el abanico. Hasta 1939, en la Corte de Inglaterra, fue obligatorio para las damas su uso en recepciones y actos oficiales.

En España, este lenguaje tan particular aparece a finales del siglo XVII y principios del XVIII, convirtiéndose en el más fiel aliado de coqueteo de las mujeres españolas. Así, se entiende el nerviosismo del caballero al ver a una dama con el abanico cerrado en la mejilla, pues le estaba diciendo que le gustaba mucho, o nervioso también, pero de diferente manera, si la dama golpeaba el abanico con la palma de la mano, pues indicaba que la señorita de compañía estaba rondando cerca de ellos, y adiós coqueteo.

Y si una mujer sostenía unos instantes un abanico entre la derecha, cerrado, significaba que no tenía novio y estaba ansiosa por encontrarlo. Pero si la seña se hacía con la izquierda: estaba comprometida y fuera de juego. Hoy en día este lenguaje se ha perdido completamente, o queda algún resquicio?

3 comentarios:

Purpurina dijo...

no hay nada más romantico y discreto q el lenguaje del abanico, pero lamentablemente hoy en día cuando se dice abanico se piensa más facilmente en locomía que en una dama de la época de los luises.

Mi mamá, q sufre de bochornos, anda con un abanico, en especial cuando va a la iglesia, dice q otras señoras también llevan, pero es solo por el calor, no que anden coqueteando, y bueno, se entiende, ya son señoras.

vi tu comentario sobre el maquillaje de jaqueline, no tenía idea quien era así que me informé gracias a google, como siempre jeje, el amigo fiel. Lo q haré será subir una entrada sobre el maquillaje q se ocupa en la india, y como este ha influenciado, ya que por las fotos q vi, jacqueline siempre usa delineador negro y tiene una piel de un tono oliva. Subiré la entrada en unos días más, creo q el miercoles o jueves, ahí verás si cumplo con tu petición o si todavía quedas con una duda

un beso

Felix Casanova dijo...

Hola Campanilla...

Desgraciadamente se van perdiendo estas cosas tan bonitas. He aprendido algunos detalles que desconocía. Por cierto ¿cuantos cortes o rechazos de coqueteo se impedirían con una señal de abanico? todo sería más fácil, jeje, pendiente del abanico y actuar en consecuencia ;)

Un beso al País de Nunca Jamás¡

Jimena dijo...

Preciosa siempre me han encantado los abanicos. Y la verdad es que es una pena que su lenguaje se pierda, porque era una forma muy discreta de comunicarte con un chico.
Yo tengo unos cuantos abanicos, lo malo es que solo los uso para darme aire porque del resto no tengo ni idea, jajaja
Besos