miércoles, 3 de febrero de 2010

Perseverancia


La historia dice que este hombre fracasó en los negocios y cayó en bancarrota en 1831. Fue derrotado para la Legislatura de 1832.
Su prometida murió en 1835.
Sufrió un colapso nervioso en 1836.
Fue vencido en las elecciones de 1836 y en las parlamentarias de 1843,1846, 1848 y 1855.
No tuvo éxito en su aspiración a la Vicepresidencia en 1856, y en 1858 fue derrotado en las elecciones para el Senado.
Este hombre obstinado fue Abraham Lincoln, elegido presidente de Estados Unidos en 1860.

La lección es muy sencilla: sólo se fracasa cuando se deja de intentar.

5 comentarios:

Jaloque dijo...

Hola preciosa!
cuanto tiempo hace! ¿no sé nada de tí desde poco antes de Navidad, y me alegra leer relatos como este y volver a escuchar esa música tuya.
Un besito.

La Gata Coqueta dijo...

Ese es el gran tema, nunca se debe destir cuando se está persiguiendo un sueño y tarde o temprano lo alcanzaras...

No es suerte es tenacidad.

Un abrazo y feliz semana, son los deseos de esta que te ha visitado...

María del Carmen

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola Campanilla¡¡

Estaba leyendo y me preguntaba ¿quien será, quien será? clarooo, Lincoln.
Que hermosa y veraz frase la que dejaste amiga, siempre hay que intentarlo, siempre, y nunca bajar los brazos.

Besos para el país de Nunca Jamás¡

Jimena dijo...

Hola Mi Niña!!
Desde luego no tenía ni idea de todo esto, pero desde luego te da animos saberlo. Es verdad, solo se fracasa cuando se deja de intentar
Besos

Valo dijo...

muy bueno!! frases como esas siempre te dan algo de aliento!!te mando un besazo!!