martes, 21 de julio de 2009

Pilotos ciegos

Los pasajeros de un avión están instalados en sus asientos y esperan a los pilotos para el despegue. En ese momento, dos hombres entran en el avión, con uniforme de piloto: llevan gafas negras. Uno de ellos va acompañado de un perro lazarillo y el otro va abriéndose camino ayudado de un bastón blanco. Entran en la cabina de pilotaje y cierran la puerta.

Algunos pasajeros se ríen nerviosamente y todos se miran con una expresión entre sorpresa, miedo y escepticismo. Un momento después, se encienden los motores del avión y el avión empieza a tomar velocidad en la pista. Va cada vez más deprisa y parece no despegar nunca.

Los pasajeros miran por las ventanillas y se dan cuenta que el avión se dirige directamente hacía el lago que se encuentra al final de la pista. El avión va ahora muy rápido sobre la pista, cada vez más cerca del lago, y varios viajeros empiezan a pensar que nunca despegaran y que el avión va a acabar en el lago.

Los gritos de los pasajeros asustados llenan entonces el avión, pero justo en ese momento, el avión despega lentamente, sin ningún problema. Los pasajeros empiezan a recuperar la calma, se ríen, sintiéndose estúpidos de haberse asustado tanto. En unos minutos, el incidente está olvidado.

En la cabina de pilotaje, el piloto toca el panel de instrumentos, encuentra el botón del piloto automático y lo pone en funcionamiento. Entonces dice al copiloto: Algún día, estos hijos de puta van a gritar demasiado tarde y nos vamos a matar todos….

4 comentarios:

El Tercer Chimpancé dijo...

Jajaja, ya lo había escuchado. Pero nunca está demás volver a reírse.
Un abrazo

Fira dijo...

XDDDD... que punto... una vez más.. me encanta empezar los lunes contigo! ^^

Valo dijo...

jajajajaja

Lupita dijo...

Je, je, je, que burrada...