martes, 15 de febrero de 2011

La roca


Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino.

Luego se escondió y observó para ver si alguien quitaba la roca.

Algunos de los comerciantes más adinerados del reino y cortesanos pasaron por el camino, y simplemente giraron y pasaron al lado de la roca.

Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra del camino.

Luego pasó un campesino con una carga de verduras.

Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en el piso y trató de mover la roca a un lado del camino.

Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró.

Mientras recogía su carga de vegetales, vio una bolsa en el suelo, justo donde había estado la roca.

Abrió la bolsa y, dentro de ella, encontró una cartera que contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

El campesino aprendió lo que los otros nunca entendieron.

Cada obstáculo presenta una oportunidad para mejorar, si se actúa en vez de quejarse.

7 comentarios:

El Tercer Chimpancé dijo...

La moraleja de la historia es la pura y santa verdad. Nada que decir...:)

Un abrazo.

Nota: Se ve muy bien la nueva plantilla de tu blog. Déjala así no más, está genial.

Casiopea dijo...

Cuánta razón tienes... y qué ganas tenía de que regresaras!!! Bienvenida de nuevo, Campanilla. Un besazo!!!

gem dijo...

hermoso mensaje, gracias por compartir con nosotras..cariños
gem

Nana dijo...

Tu relato, como siempre, precioso.
Me ha encantado. Y la música de tu blog, más linda y relajante todavía. Mis hijos que son los dos pianistas, cuando la han escuchado, han venido a ver que era lo que estava viendo y les ha encantado y ya de camino, creo que se van a enganchar a tu blog, porque les ha gustado un monton.

Como siempre un besazo de tu admiradora bloguera NANA

Nana dijo...

!Ah Campanilla! se me olvidaba decirte, que cuando leí tu post "Feliz 2011" me identifiqué mucho contigo y sobre todo con esa frase que pones, que aunque caes muy a menudo, cuando te levantas lo haces con arte y disfrutas como nadie. !Qué barbaridad!, pero si somos !IGUALES!.
Pero bueno, mientras nos levantemos, no está mal. Aunque algunas veces cuesta mucho trabajo.
Yo también espero que este año, aunque no ha comenzado muy bién, ya que he sufrido la pérdida de un ser muy querido, me habra las puertas, al menos, a la felicidad y la salud ante todo.

Un beso Campanilla

NANA

Sombra dijo...

Un cuento muy bueno, a mí personalmente me viene estupendo. Pienso que los obstáculos de la vida son oportunidades para aprender y crecer y así hacernos mejores.

- YOGUR - dijo...

Gran pensamiento, gran consejo :)

BesOtes ;p