domingo, 14 de marzo de 2010

Esplendor en la hierba




La película cuenta la historia de amor entre Bud (un debutante Warren Beaty) y Dennie (una ya famosa Natalie Wood, que está impresionante en este filme, por el que fue nominada al Oscar), tieniendo como telón de fondo la crisis del 29. Recupera temas clásicos, como la diferencia de clases, el amor adolescente, la decencia, el cambio generacional, la pérdida de la juventud... y los pone al día (de aquel 1961 en que fue producida).

El filme está cargado de poesía y lirismo (además de que sea un poema el que da título y sentido a toda la película), y hay incontables escenas (sobre todo de Natalie Wood) en las que se nos pone un nudo en la garganta. También hay incontables momentos en los que nos podemos sentir absolutamente identificados con los personajes, y es ahí donde reside la magia de la historia.
Sencillamente magnífica. Y el final... no os lo voy a contar pero, no podría haber sido otro.

El poema que da nombre a esta brillante película es de Wordsworth, está lleno de significado y sentido, he de deciros que se me hace un nudo en la garganta al leerlo:

"Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba.
Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores, no hay que afligirse.
Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo....."



3 comentarios:

Jimena dijo...

Gracias por todo guapa, no sabes lo bien que me ha venido
Ya se donde estas pero no queria agobiarte con lo mio
¿Sabes que la primera vez que vi esa película me parecio un rollo? Hombre tambien era una cria. La segunda vez que la vi me encanto. Me parece una super peliculo y el papel de la protagonista es increible.
Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola Campanilla¡

Estoy completamente de acuerdo, amiga. Es una magnífica película, me gustó y me gusta mucho. Y que decir de la vida de Warren Beaty, jeje, menudo mujeriego estaba hecho...

Besos para el país de Nunca Jamás

pizarrapilar dijo...

Besos guapa.