martes, 5 de mayo de 2009

Soy un camaleón


Soy camaleónica.No es que me adapte al medio y cambie de color, ni mucho menos, sino que me afecta de una forma pasmante lo que sucede a mi alrededor.Puedo pasar del llanto a la risa con solo cambiar de ambiente. ¿Seré normal? Hombre, yo sabía que tenía cierto grado de empatía, pero ¿para tanto? La verdad es que resulta estresante porque no puedo permanecer impasible ante las cosas que me rodean, por ello me gusta aislarme bastante y meterme en mi mundo.
Realmente puedo decir que siento envidia de esa gente que se encuentra en todo momento calmada y que puede mantener su mundo en pie aunque alrededor todo esté manga por hombro. Esto me hace recordar que una amiga y yo hablábamos de que hay gente que daban ganas de agitarla. Sí, sí agitarla en plan: REACCIONA! es como si el medio en el que viven les resultase indiferente, ellas están a lo suyo! No imagino como alguien puede ver que la persona que tiene al lado se encuentra en un aprieto y pasar olímpicamente.Yo creo que ni tanto ni tan calvo. Sí es cierto que la gente suele ayudarte cuando tienes un problema pero...¿quién se preocupa realmente? La mayoría de la personas que me voy encontrando en mi camino son bastante interesadas, y buscan más bien "quedar bien y no gastar nada". Esto me parece bastante triste. Es desolador pensar que hemos llegado a ese grado de egoísmo y pasotismo.
Me quedan tantas cosas que aprender... Por ello, quiero cambiar de especie. Desde hoy me niego a ser un camaleón. Quiero mantenerme un poco al margen de los problemas porque sino mi cabeza se puede volver loquísima (si no lo está ya). ¿Y vosotr@s qué?¿Sois "camaleón" o más bien hay que "agitaros"? Bueno aquí tenéis mi "ida de olla" del día.

5 comentarios:

Jimena dijo...

Hola mi campanilla!!
A mi me pasa como a ti (como no) soy camaleónica. Me gusta ayudar a la gente cuando lo necesita, preocuparme por ellas y darles todo lo que necesitan. Me preocupa lo que pasa a mi alrededor, no puedo quedarme quieta como si no pasara nada. No puedo estar sin reaccionar. ¿Es que la gente no tiene sangre? A veces tengo la misma idea que tu, coger a la gente y sacudirle por los hombros para que reacción.
Si todos pondrían un poquito de buena voluntad todo iría mucho mejor
Besos pequeña y no dejes de ser un cameleón porque el mundo necesita gente así.

Dulce dijo...

A mi no hay que agitarme pero sí es verdad que a veces no dejo que los problemas me agobien porque de lo contrario no vivimos. He optado por preocuparme de lo que verdaderamente merece la pena y olvidarme del resto.

pizarrapilar dijo...

Pero, no eras un hada? Ja ja ja. Que decirte? Camaleón.. Si, hay que ser camaleón como tu dices para adaptarse al medio y si es necesario cambiar de color, por supuesto el exterior, el interior se tu misma siempre. Pero si llueve, ponte un impermeable, para que la lluvia que caiga sea del tipo que sea, no te cale. Si luce el sol, quita la chaqueta, pero ponte crema, no sea que te queme, pues todo en exceso es malo. No te empeñes, en pisar el barro con sandalias, pues te mancharas los pies, pero tampoco, para bañarte en el agua, pongas las botas, pues se mojaran y no podrás con ellas. Lo que tienes que aprender, es cuando te tienes que vestir de rojo, de playa, de nieve etc., y eso no quiere decir, que por te vistas de nieve, seas fría, simplemente que no quieres dejar escapar tu calor. Me entiendes Campanilla?, me entiendes????????

Galia dijo...

la verdad es que yo también necesitaria un cambio y ser como esa gente que pasa de todo, o al menos parece que no le afectan las cosas. Con el tiempo me voy dando cuenta de que es mejor ser así, por que lo pasamos mal sin necesidad, y no merece la pena. Hay gente de muchos tipos, malas y muy malas, aunque siempre queda esa parte de gente buena que te hace seguir creyendo en las personas. algún día tendriamos que hablar y desahogarnos un poquito.

muchisimos besos

Lupita dijo...

Yo me considero una persona muy calmada, pero eso no quiere decir que no me inmute con las cosas que suceden a mi alrededor, simplemente controlo mis reacciones, es decir, las tengo aunque no las muestre tan abiertamente como otras personas...nada de huevona ni de pasota, simplemente serena diría yo...
Besotes