lunes, 20 de abril de 2009

El cartero


Era el último día de trabajo de Juan “El Cartero”, que se jubilaba después de 35 años de llevar la correspondencia al mismo barrio. Inició su ultimo recorrido y fue despidiéndose de tantas personas conocidas que le estimaban.

Cuando llegó a la primera casa, fue recibido por la familia entera quien lo rodeó y con aplausos le felicitaros y le dieron un regalo.

En la segunda casa le regalaron una caja de cigarrillos finos.

La gente de la tercera casa le regalo una colección de utensilios de pesca.

La dueña de la cuarta casa era una hermosa mujer que vestía un picardías negro transparente. Ella le tomó de la mano y lentamente lo llevó por las escaleras al dormitorio donde le hizo el amor sin frenos, le hizo volar a través del más sublime acto sexual que jamás había experimentado. Cuando el tuvo suficiente, bajaron las escaleras y fueron a la cocina donde ella le preparó un gran almuerzo: Huevos con tocino, pan tostado, leche y zumo de naranja. Cuando terminó le puso una taza de café caliente. Cuando agarró la taza de café se dio cuenta de que había un billete de 1000 pts sobre la mesa.

-No tengo palabras para describir lo maravilloso que ha sido pero ¿para qué son las 1000 pts?

-Bueno, dijo ella, anoche le comenté a mi marido que hoy sería tu último día y que deberíamos hacer algo especial por ti. Mi marido dijo: Dale 1000 pts y que le follen. El desayuno ha sido idea mía.

9 comentarios:

Alicia dijo...

Jajajajajaja... Muy bueno!!

Beatrizl10 dijo...

¡Jajajaja, qué ocurrencia!
Un abrazo.

Dulce dijo...

Jejeje. Que bueno.

Galia dijo...

Es buenisimo... je, je, je...

pero de donde sacas tantas anecdotas, chistes y demas...???

Una risa para empezar el lunes, que tengas buena semana

besos

Nieves dijo...

Que bueno me he reido un monton, saludos.
masquemaquillaje2009.blogspot.com

Fira dijo...

jajaj.. que bueno! XD

Respondiéndote... pues a ver, la carrera es interesante pero estoy ya un poquito saturada de tanta información y tanto rizar el rizo.. es como vivir continuamente en la mente de Freud y demás pensadores estrambóticos...

Ando cansadilla de tanta psicología la verdad y aunque me queda poco estoy planteándome cambiar de carrera o bien terminar del tirón para quitármela de en medio cuanto antes..

Pero bueno.. el tiempo dirá como termino.. lo mismo es una época que se pasará y vuelvo a cogerle el gusto a la carrera.. quien sabe..

Curiosamente, yo iba a estudiar derecho en principio pero me arrepentí a última hora (no me veía de abogada jaja) ¿tú estás ejerciendo ya?

Un besito! ^^

Casiopea dijo...

Jajajajajaa vaya tela. Siempre me sorprendes con estas historias. Menos mal que al final del día siempre está campanilla para sacarme una sonrisilla. Oye, me gustaría que me escribieras a casiopeayeltiempo@hotmail.es porque tengo algo que contarte.

Besos!!!

Nana dijo...

Muy bueno Campanilla. En cuanto llegue mi maridito se lo leo.

Besitos
NANA

Jimena dijo...

MUY BUENO PEQUEÑA
BESOS