lunes, 23 de marzo de 2009

Riqueza y pobreza



Una vez, un padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un viaje por el campo, con el firme propósito de que viera cuan pobre era la gente del campo que comprendiera el valor de las cosas y lo afortunados que eran ellos.

Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en la granja de una familia campesina muy humilde.
Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pregunta a su hijo:
- ¿ Que te pareció el viaje?
- !!Muy lindo papá!!
- ¿Viste que tan pobre y necesitada puede ser la gente?
- ¡ Si ¡
- ¿Y que aprendiste?
- Vi que nosotros tenemos un perro en casa, y ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina de 25 metros, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos lámparas importadas en el patio, ellos tienen miles de estrellas. Nuestro patio llega hasta el limite de la casa, el de ellos tiene todo el horizonte. Especialmente papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia. Tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo y rara es la vez que charlan conmigo.
Al terminar el relato, el padre se quedó mudo...y su hijo agregó:
- Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser.

_____________________________________

Como podéis observar, he conseguido cambiar de look gracias a vosotros, con vuestros comentarios. Mi amigo El Tercer Chimpancé se ha esmerado ya que ha hecho una entrada al respecto. Y mi amiga Julia me ha dado unos truquis muy sencillitos para cambiar de platilla sin que se me cambie nada. Tenía que haber pedido ayuda y así no se me habría estropeado nada. Bueno, esto marca un comienzo, de mi blog "tuneado". ¿Qué os parece el cambio?

Besitosssssss************

9 comentarios:

Nieves dijo...

Precioso el relato, ah y por cierto el blog te ha quedado muy lindo, saludos.
masquemaquillaje2009.blogspot.com

Galia dijo...

Muy chulo el relato, bueno ya sabes como todos los que pones... la plantilla, muy buena elección... besos

pizarrapilar dijo...

Eso, eso, aprende Campanilla, que el dia que tenga tiempo y ganas me tienes que decir a mi.
Me encanta lo bonito que lo dejastes, y el relato precioso. Besos, guapisima.

El Tercer Chimpancé dijo...

Yo ya había pensado que era pobre, pero después de leer esto, me queda más que claro que no tengo nada.
En cuanto al blog, te quedó re-bonito. Ahora ya podrá cambiar el look cuando quieras.
Saludos
{;^)

Casiopea dijo...

Hola guapísima

Un post precioso, pero sobre todo quería felicitarte por esta plantilla tan estupenda. ¡Qué envidia! Yo no lo sé hacer (soy negada) y llevo meses queriendo cambiar el look del mío.

Besos guapa!!

FabiChan dijo...

Que linda historia, y es verdad. Hay veces pensamos que lo material y monetario es importante, bueno si es importante, pero no tiene que ser lo escencial para seguir viviendo, existen muchas otras cosas lindas ^^..

Sii, tu blog está lindoo!!

Nana dijo...

Un post precioso, Campanilla, como siempre.
Y tu blog ha quedado de lo más lindo.
¿Cómo te has apañado esa plantilla tan mona?
Ya me contarás.

Besitos
NANA

LuCiA dijo...

El blog te quedó genial, yo tambien tuve un percance intentando cambiar el mío y desde entoces no me atrevo jejeje..
Me encanta tus historias para reflexionar, enhorabuena por el blog!
Besitos

Jimena dijo...

Ese relato ya lo había escuchado en el instituto, pero hasta que no lo he vuelto a leer no me acordaba, la verdad es que tiene toda la razon.
El blog te ha quedado muy bien y si no te importa me podrías decir como lo has cambiado de imagen en los laterales??
Un Besito Enorme