viernes, 13 de febrero de 2009

El bambú japonés

Resulta que como soy una apasionada de las cosas orientales me puse a buscar en google a cerca del bambú japonés, y me encontré un relato que me dejó impresionada, tanto por su moraleja como por lo curioso del bambú (que yo no sabía nadita sobre él salvo que lo comen los osos pandas...) Os pongo el relato enterito, el autor por lo visto es anónimo pero abajo de todo tenéis el enlace para que indaguéis si os apetece en esa paginilla que resulta muy interesante.

"No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se impacienta frente a la semilla sembrada, halándola con el riesgo de echarla a perder, gritándole con todas sus fuerzas: ¡Crece, por favor!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad,
no pasa nada con la semilla durante los primeros SIETE AÑOS, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡más de 30 metros! ¿Tardó sólo 6 semanas en crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad,
este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces
que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana,
muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.

De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones
estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.

Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que "en tanto no bajemos los brazos" ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos, sí está sucediendo algo, dentro nuestro…

Estamos creciendo, madurando.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente
creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito
cuando éste al fin se materialice.

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes... quizá sólo estés echando raíces..."

Al leerlo me quedé maravillada y no paré de contárselo a tod@s l@s que me encontraba, jeje
Visto aquí
Imagen de gak

Por cierto, he de pedir disculpas a Ana y Bego de http://tiendadeservilletas-ana.blogspot.com/
porque me había otorgado el premio que puse en el post anterior pero no lo encontraba es su blog...upss. Debéis visitarla porque tiene unos cuantos blogs y me encantan, tiene desde collares y bisutería a manualidades, cosillas bloggeras y servilletitas para hacer mi querido decoupage que fue como la descubrí yo(jeje). Mil gracias por el premio!!!
Estoy tan contenta de que en tan poquito tiempo me hayáis dado tantos premios que es que no sé expresar con palabras mi gratitud, como me siento... Feliz, muy feliz. Vamos que cada vez que enciendo el ordenador se me pone una gran sonrisa en la cara y salgo a la calle más contenta(chula, jeje) que un ocho.
Sois de lo mejorcito(lagrimillas,juju)

Feliz Viernes!!!Ya es fin de semana qué contenta estoy!!!y mañana San Valentín, me caerá algún regalito???

12 comentarios:

El Tercer Chimpancé dijo...

Bonito el post.
Feliz día de San valentin, pasalo bien

Nana dijo...

Increible tu post, a mi hijo le gusta mucho la jardinería sobre todo los bonsais y cuando le he dicho lo del crecimiento del bambú, no se lo podía creer, ha tenido que leer tu artículo y le ha encantado.
Y la moraleja final..... no desesperes...quizás sólo estés echando raíces..
Te felicito, un magnífico post.
Besitos
NANA

Beatrizl10 dijo...

¡Qué historia tan estupenda! Con lo impaciente que soy yo algunas veces ;). Un besazo.

Galia dijo...

Un post muy relajante....., sobre todo para comenzar el fin de semana

Besos y Feliz San Valentin....

Pam dijo...

me encanta visitarte por esas cosas,que bonito el post!!!como me gusta lo quescribes,Feliz San Valentin,besos....

Jimena dijo...

Es increible que una planta en apariencia tan sencilla y fragil tarde tanto tiempo en crecer y además tanto.
La verdad es que es estupendo para aplicarlo en nuestras vidas.
Un Beso y feliz San Valentin Campanilla y seguro que cae algún regalo

Nieves dijo...

Es una historia realmente preciosa y que a todos nos hace pensar, sorteo en mi blog una asesoria de belleza integral animo a todas a que os apunteis, saludos.
masquemaquillaje2009.blogspot.com

Lupita dijo...

Bonita historia, la haré circular. Disfruta del fin de semana. Ciao

Valo dijo...

Es muy bonito, gracias por compartirlo. besuskiss

Tania Domínguez (kuki´s) dijo...

hola preciosa que mal no entiendo cual es el error, y que te dice... bueno por otro punto decirte que la historia muy bella e inspiradora mcuhas garcias por estas entradas llenas de inspiración!*

POSDATA: bueno me avisas que paso, a ver como te ayudo..!*

Beatrizl10 dijo...

Te he dejado un premio en mi blog http://conestasmanitasymicabecita.blogspot.com/. Un besazo, Campanilla.

VICKY dijo...

Gracias mi niña por seguidora de mi paso a paso,,,,,yo soy admiradora de todo tu blog,desprende cariño,,,,,,,,seria un honor para mi que fueras unas demis seguidoras,,,,,,,,,,Con cariño Vicky........elesconditedevicky..pronto pondré elpaso a paso dellibro envejecido de mi creación............besitos..............