miércoles, 17 de diciembre de 2008

¿Ya habéis puesto el árbol de Navidad?



Yo áun no lo he puesto, ¡qué desastre! He rebuscado por internet y he encontrado el significado del árbol de Navidad, ya que nadie sabía de donde provenía dicha tradición. A continuación os la relato.
Buena parte de la tradición del árbol de Navidad se origina en una leyenda europea: se dice que durante una fría noche de invierno, un niño buscaba
refugio. Lo recibieron en su casa un leñador y su esposa y le dieron de comer. Durante la noche, el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomó una rama de un pino y les dijo que la sembraran, prometiéndoles que cada año daría frutos. Y así fue: aquel árbol dio manzanas de oro y nueces de plata.
Por su parte, los germanos vestían sus árboles en invierno (cuando perdían hojas) para que los espíritus buenos que en ellos habitaban regresaran pronto. Los adornos más comunes eran manzanas o piedras pintadas. Se dice que éste fue el origen de los adornos. Las bolas de cristal se incorporaron alrededor del año 1750 en Bohemia. La costumbre del árbol se extendió por Europa y América durante el siglo XIX.

2 comentarios:

la pequeña candi dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, espero que te haya gustado. Yo me pasaré por aqui.
Anda, y yo creía que era una americanada... Una entrada interesante.
Besos!
Por cierto, el perro al que atropellaron no se salvo :-(

Campanilla dijo...

candi, me alegro que te haya gustado la entrada :-)
qué penita lo del perrito...
gracias por comentar
besos!