viernes, 12 de diciembre de 2008

Cleopatra


Hace poco leí las "Memorias de Cleopatra" de Margaret George. Me pareció interesante la nota de la autora. En ella explica que se decidió a escribir acerca de Cleopatra porque toda la información que se tenía sobre ella provenía de sus más fervientes enemigos, pues eran escritores de la talla de Cicerón, Virgilio y Horacio.

Con respecto a la creencia moderna de que
Cleopatra no era guapa, la autora la presenta como hermosa y de gran atractivo,con una voz encantadora,e inteligente, además de saber ganarse la simpatía de la gente, todo ello basándose en historiadores de la antigüedad como Dión Casio. Supongo que no sería tan guapa como Elizabeth Taylor, pero no se puede dudar que gozaba de gran atractivo al enamorar a dos grandes hombres: Julio César y Marco Antonio. Además que no tuviera una belleza convencional no significa que fuera fea. No se sabe exactamente el color de su pelo, ni de sus ojos, pero se tiene la imagen de ella como de pelo negro pues su abuela no Lágida era medio siria medio griega y de ojos verdes pues los Lágidas eran griegos y macedonios y el color de los ojos y del cabello de aquel pueblo oscilaba entre el claro y oscuro.

Una dato curioso es que
Cleopatra al llegar al trono, con 18 años, tuvo que casarse con su propio hermano mayor, que contaba con sólo 10, pues era deseo de su padre y los Ptolomeos no podían casarse con personas de rango inferior. Su hermano Ptolomeo XIII, la expulsó por un corto período de tiempo y aquí es donde entra Julio César en escena.

Es curioso como Julio César y
Cleopatra se conocieron. Fue introducida en los aposentos de César en una alfombra ( de este dato se deduce que debía de ser delgada y bajita) pues de haber entrado por su propio pie hubiera sido asesinada por sus enemigos ya que en aquel momento había una guerra por el trono de Egipto. Cleopatra y Julio César se hicieron amantes esa misma noche.

Otra anécdota curiosa es que Marco Antonio conoció a
Cleopatra de pequeña y ya se enamoró de ella, pero cuando se volvieron a reencontrar pasados los años, ella iba vestida de la diosa Venus y fue sobre su barco donde le había preparado una fiesta con toda serie de lujos para impresionarlo. Además de fingir beberse una perla.

La autora refleja la gran diferencia de caracteres entre Julio César y Marco Antonio. El primero, de espíritu fuerte, como para haber levantado un Imperio y el segundo, simplemente siendo eso, un segundón, sin saber por sí mismo llevar un ejército. Necesita alguien fuerte a su lado, si tiene a su lado agua será agua...

El final trágico,
Cleopatra no pudo soportar su derrota ante Octavio, pues éste la había acusado de cargos muy graves: magia, lujuria, incesto,etc y pretendía llevarla ante Roma para humillarla públicamente. Así que decide poner fin a su vida pidiéndoles a sus criadas que le trajeran un cesto de higos con un áspid, una cobra egipcia-símbolo de la diosa Uadyet, protectora de los faraones. Su muerte marcó el final del Imperio faraónico.

1 comentario:

fedrilla dijo...

me ha encantado todo lo que cuentas jjjjjjjjjjj
desde luegooooo
eres unica
besitos